Foto/DLA.-

Andy Ruiz era conocido como un boxeador atípico, que en lugar de regirse por una dieta estricta no escondía su devoción por los chocolates Snickers, hasta que la noche del 1 de junio pasado, en el mítico Madison Square Garden, en Nueva York, conmocionó al mundo al destronar al británico Anthony Joshua en la máxima división.

Y pronto, el sábado 7 de diciembre (4 p.m. Transmisión: DAZN), en la Diriyah Arena, en Arabia Saudita, el estadounidense de origen mexicano tendrá el mayor desafío de su vida en la revancha a 12 asaltos con cuatro coronas en juego.

Se trata de la primera vez en la historia del boxeo que se disputará una pelea por el título mundial de los pesos pesados en el Medio Oriente.

DLA|Deportes.-

Dejar respuesta