Foto/Cortesía.-

Con todos los ojos puestos en Max Scherzer y su notable recuperación tras recibir inyecciones de analgésicos, los Nacionales aprovecharon su oportunidad en un Clásico de Otoño donde el equipo visitante ganó cada uno de los siete duelos, algo inédito en la historia de las Grandes Ligas y de las principales ligas deportivas profesionales de Estados Unidos.

Y en otro hecho inusitado, el dominicano Juan Soto y los empeñosos Nacionales remontaron para ganar cinco juegos de vida o muerte en esta postemporada.

De hecho, Washington tuvo que remar contra la corriente durante toda una campaña, tras un comienzo tan malo que puso en duda la continuidad del manager Dave Martínez, quien ahora es el segundo piloto boricua en ganar el Clásico de Otoño en forma consecutiva. Alex Cora se había coronado el año anterior con los Medias Rojas de Boston.

DLA|Deportes.-

Dejar respuesta