Foto/Cortesía.-

Las papas fritas, un alimento común, de costo accesible en la mayor parte del mundo y por lo general bastante populares, se han convertido casi en un lujo para muchos en Venezuela.

Y es que si quiere comer papas fritas en suelo venezolano, deberá pagar 4,5 dólares, un precio que supera con mucho a los costos de este producto en países de la región como Brasil (3,35 dólares), Argentina (3 dólares), Ecuador (2,10 dólares), Colombia (2 dólares), Chile (1,83 dólares), Perú (1,50 dólares) y Paraguay (1,55 dólares).

Según una investigación realizada por la Voz de América su costo también es más alto que en al menos otros 11 países del mundo, como son China, Australia o Estados Unidos.

Con Información de VOA/Noticias.-