Foto/Cortesía.-

Son más de mil kilómetros en casi 25 horas, pero vale la pena. El expreso de Oriente parte desde la capital turca, Ankara, rumbo a Kars, en la frontera con Armenia. En Turquía el viaje es furor.

Tugay Cicek se cuelga del tren andando y se aproxima tanto al suelo que ya es peligroso. Se aferra con una mano a la puerta abierta del vagón mientras, con la otra, se toma un selfie.

DLA.-