Foto/Agencias.-

El estado de excepción que rige en Ecuador para permitir a las fuerzas de seguridad garantizar los servicios básicos, en medio de las protestas contra las medidas económicas del Gobierno, es un recurso más habitual de lo pensado en esta nación, donde ha sido decretado en unas 100 ocasiones en la última década.

El presidente Lenín Moreno emitió el jueves el decreto 884 declarando el estado de excepción en todo el país durante 60 días, a raíz del paro de transportistas y los desórdenes públicos motivados por la elevación del precio de los combustibles, en el marco de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

EFE.-

Dejar respuesta