La empresa de alimentos estadounidense Kellogg anunció este martes que ejercerá “las acciones legales pertinentes” por la apropiación de sus activos y el uso indebido de su marca en Venezuela, país en el que sus instalaciones fueron expropiadas en 2018 por el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Reafirmamos que el uso de nuestras marcas no se encuentra autorizado en el territorio de Venezuela por virtud de la expropiación y toma de nuestras operaciones por parte del Gobierno de Venezuela desde el pasado 15 de mayo de 2018”, indica la compañía en un comunicado difundido en medios.

Con Información de Expansión.com

Dejar respuesta