Foto/Cortesía.-

El organismo de control de la aviación de Gran Bretaña se está preparando ante un hipotético bloqueo del acuerdo de rescate de 900 millones de libras de Thomas Cook con los chinos de Fosun, según informa este lunes This is Money, lo que supone una preocupación para los hoteleros del Caribe, ya que el operador británico es el segundo mayor de Europa.

La Autoridad de Aviación Civil de ese país está preparando alternativas para repatriar a miles de clientes en caso de que el touroperador no pueda seguir por sus problemas económicos. Thomas Cook atendió a cerca de 22 millones de personas el año pasado con vuelos y paquetes vacacionales y ahora se encuentra cerrando su venta con Fosun.

Dicho acuerdo que se sigue negociando prevé que los accionistas, incluido el personal de la compañía, se quedarán con una participación casi sin valor en su negocio de aerolíneas. En las últimas horas Thomas Cook ha estado en conversaciones de última hora para retrasar una reunión con sus tenedores de bonos.

Con Información de Reportur.-

Dejar respuesta