Foto/Cortesía.-

Coherente con el ADN marginal del arte callejero, el conjunto de murales más importante -e impactante- de esta ciudad no está en su distrito más turístico sino en la comuna de San Miguel, donde crecieron Los Prisioneros, la banda de rock más famosa de Chile. Justamente el primero de los 64 murales gigantes que hoy componen el Museo a Cielo Abierto en San Miguel muestra a los tres integrantes del grupo junto a los cajones de fruta y verdura de la feria Tristán Matta, que se despliega en esa misma calle cada jueves y domingo por la mañana.

Roberto Hernández Bravo, cofundador y encargado de este museo en Santiago de Chile, cuenta que un día de febrero, diez años atrás, caminaba con su primo por este barrio con 41 edificios de viviendas sociales construidos entre 1956 y 1964. Notaron entonces que por su estado de abandono eran presa fácil para el inminente avance inmobiliario que asedia la zona; periférica 50 años atrás, muy central y conectada en la actualidad.

Con Información de LaNación/Argentina.-