Foto/Cortesía.-

“No corrió. Hay que correr”, dijo Snitker. “Eso es inaceptable aquí. Como compañero, tienes que asumir la responsabilidad con los 24. Ese nombre al frente es más importante que el que tienes en la espalda de la camiseta. No se puede hacer. Aquí estamos tratando de hacer algo especial y lo personal quede en plano secundario. No se puede fallarle al equipo de esa manera”.

Ronald Acuña Jr. insistió que no es pelotero que se queda parado en la caja de bateo. El manager de los Bravos Brian Snitker tomó una audaz decisión para que ello no se repita con el estelar jardinero de 21 años.

DLA|Deportes.-