Foto/Cortesía.-

Robinson Canó debió haber oído los murmullos en el Citi Field. Cualquiera lo hubiera hecho. Con 36 años y en una un bajón ofensivo durante toda la campaña, ¿estaba acabado el ocho veces ‘All-Star’? El dominicano no lo cree.

“Las cosas van a cambiar un día de estos”, solía decirse.Fue lo ocurrió la noche del martes cuando Canó sacudió tres jonrones en un juego por primera vez en su carrera para que los Mets de Nueva York derrotasen 5-2 a los Padres de San Diego.

DLA|Deportes.-