Foto/Cortesía.-

Vladimir Guerrero Jr. brindó un espectáculo digno de un millón de dólares. Pero fue Pete Alonso quien se embolsó esa cantidad.
Alonso, el toletero de los Mets de Nueva York, aprovechó la fatiga de Guerrero en la final del Derby de Jonrones y conquistó el lunes esa competición previa al Juego de Estrellas. Con ello, se embolsó un millón de dólares, casi el doble de su salario para 2019.

Guerrero, el novato de los Azulejos de Toronto, lució con 91 vuelacercas en total, pero visiblemente se quedó sin combustible en la ronda final. Había disputado una semifinal que quedará para el recuerdo contra Joc Pederson, de los Dodgers de Los Ángeles.

Alonso necesitaba 23 jonrones para superar a Guerrero en la final. Lo consiguió con un batazo entre el jardín izquierdo y el central, antes de lanzar su bate y abrazar al pitcher que eligió para el concurso, su primo Derek Morgan.

DLA.-Deportes.-

Dejar respuesta