Foto/Cortesía.-

Los altos indices de delincuencia en la República Dominicana siguen creciendo sin que las autoridades reaccionen ante este flagelo, especialmente en la ciudad de Santo Domingo. Delincuentes tienen “al garete” en esta capital a conductores cuyos vehículos, luego de estacionados, son despojados de sus espejos retrovisores y otros aditamentos.

Para muchos afectados resulta inexplicable el hecho de que, muchas veces los objetos robados son vendidos descaradamente en puntos de la famosa “Calle 20” así cono en el sector de Villa Juana, en donde son ofertados de manera libre al pùblico.

Estos estos puntos cualquier interesado puede comprar espejos de Mercedes Benz, BMW, Volvo y otros vehículos de lujo, sin que ninguna autoridad se preocupe por preguntar a sus vendedores, dónde los obtuvieron.

Con Información de Medios Locales.-