Greenpeace denunció que las multinacionales que en 2010 se comprometieron a poner fin a la deforestación no sólo han incumplido su compromiso sino que hasta 2020 habrán contribuido a destruir unas 50 millones de hectáreas de bosque.

Las empresas agrupadas en el llamado Foro de Bienes de Consumo (CGF, en inglés), que se reúne hoy en Canadá, entre las que se encuentran Nestlé, Mondelez o Unilever, se comprometieron a lograr una cadena de producción y suministro que evitara la tala de bosques en 2020.

EFE.-

Dejar respuesta