Foto/Cortesía.-

Los restos del niño de dos años y medio que falleció bajo la custodia de Estados Unidos la semana pasada llegaron a Guatemala y este sábado emprendieron el camino a su aldea natal, donde será enterrado.

El cuerpo sin vida del pequeño en un ataúd blanco llegó el viernes en torno a medianoche a las instalaciones del aeropuerto de la capital, donde fue recibido por funcionarios de migración y personal del Ministerio de Relaciones Exteriores, antes de que un coche fúnebre procediera a su traslado.

EFE.-

Dejar respuesta