Foto/Cortesía.-

Éste es sin duda el año de Naomi Scott. La actriz británica, que ya es un de los nuevos Ángeles de Charlie, está actualmente en cartel con Aladdin, nueva versión del clásico de animación de 1992 en la que da vida a Jasmine. Aunque reconoce que es “mucha responsabilidad” dar vida a tan memorable personaje, Scott ha centrado su talento en “modernizar” a la princesa Disney y convertirla en un ejemplo para las niñas y niños de hoy.

“Si yo tuviera siete años, ¿qué querría ver? Así que todos los días que iba al set tenía eso en cuenta”, contó Scott a CulturaOcio.com durante la presentación de Aladdin en Londres. Para la intérprete, el gran reto ha sido dar voz a Jasmine, pero “manteniendo el espíritu” de la original. “Me gustaron las escenas en las que ella se imponía, plantando cara a todos los príncipes que intentan conquistarla, esas escenas eran las que más ilusión me hacían”, reveló.

DLA|Entretenimiento.-