Foto/Cortesía.-

“Se trata de uno de los mayores retos que enfrenta el mundo como consecuencia del cambio climático”, dijo el Gobierno del estado de Quintana Roo, conocido por la gran cantidad de resorts vacacionales que alberga en sus costas. “Dicho desafío requiere de la suma de esfuerzos multinacionales y de un compromiso global para encarar los efectos del desarrollo económico sobre el medio ambiente”.

Aunque la cifra de viajeros que llegaron al aeropuerto de Cancún en marzo subió un 3.3 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, muchos temen que este ritmo no pueda mantenerse si el sargazo cubre la arena blanca y las aguas turquesas de sus playas, además de impregnar el aire, ya que el alga en descomposición huele a huevo podrido. A medida que se descompone se hunde, por lo que podría sofocar a los famosos corales caribeños, y su acumulación en las playas podría dificultar el anidamiento de las tortugas marinas.

Con Información de INFOBAE.-