Foto/Cortesía.-

Durante el primer fin de semana del periodo vacacional de Semana Santa el puerto de Acapulco registró una ocupación hotelera del 73.5%. La estimación de los hoteleros es que para el “viernes santo” rebase el 95%.

Ser catalogada como la segunda ciudad más violenta del mundo, solo por detrás de Tijuana, Baja California, no inhibe al turismo nacional de visitar sus playas durante la Semana Mayor.

Acapulco, Guerrero, ocupó en 2017 el infame honor de ser la ciudad más violenta del mundo en el informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México. En 2018 se ubicó en el segundo escaño con 110.5 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

Con Información de INFOBAE.-

Dejar respuesta