Foto/Cortesía.

El inconmensurable saqueo de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) sigue dando noticias, como un taladro que perfora, no un pozo, sino un tesoro. La marcha fugaz de millones de dólares a parajes ocultos vuelve a la palestra mundial con una nueva investigación del diario español El País que señala a la cabecilla de la empresa en España en la etapa en la que Rafael Ramírez, uno de los antiguos superministros del chavismo, presidió la estatal venezolana.

Se trata de Julia van Den Brule quien, según la documentación de la Banca Privada d’Andorra (BPA) obtenida por el medio, abrió una cuenta en el principado europeo, en 2008, en aras de ocultar $3 millones. La ex jefa dejó constancia de su intención de transferir ese monto en un formulario confidencial.

Otros colegas en Pdvsa compartían aspiraciones. Ese mismo día, ni uno antes ni uno después, la entonces supervisora de la firma petrolera en Caracas, Ingrid Sánchez González, se hizo cliente de la BPA para depositar $5 millones, develó El País.

Leer más en: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article195756789.html