Foto/Cortesía.

Once soldados malienses que eran rehenes del grupo yihadista filial de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) han muerto, al parecer por «fuego amigo» procedente de la fuerza francesa Barkhane, según varios sitios de difusión de contenidos yihadistas.

Los once rehenes, que la pasada semana aparecieron con vida en un vídeo difundido por sus captores, murieron ayer en Abeibara, al parecer en el curso de una operación militar de Barkhane contra una guarida de Nusrat al Islam ual Muslimin, el «paraguas» en el que se han agrupado los principales grupos yihadistas del Sahel.

EFE.-