Foto/EFE.-

El primer ministro turco, Binali Yildirim, pidió a Estados Unidos “sentido común” y que revoque la decisión tomada el domingo de suspender la emisión de visados en Turquía.

“Intentar castigar a los ciudadanos es una reacción muy poco adecuada para países aliados. Es una reacción nada adecuada para un gran país como Estados Unidos”, dijo Yildirim en un discurso en el Parlamento, transmitido en directo por la cadena NTV.

EFE.-