Foto/Cortesía.

Ivan Hernandez Dala, es un General del Ejercito Venezolano, Jefe de la GUARDIA Pretoriana del Dictador Maduro, apodado el Monstruo del DGCIM, (Dirección General Contra Inteligencia Militar), por ser uno de los defensores de la pasiva tortura blanca, un método tormentoso y macabro, donde no te pegan, ni te maltratan fisicamente, como en sistemas dictatoriales declarados, sino que su objetivo es aniquilarte psíquicamente. Es una desaparición más lenta, pero más efectiva, donde te dejan sin dignidad y te roban el Alma hasta que confieses bajo tortura lo que el Monstruo quiera.

Los Chavistas y Opositores presos en ese lugar en Boleíta, Caracas Venezuela, les han confesado a sus familiares que el sueño no existe, pierden la noción del tiempo y el espacio. Algunos deliran y lloran, se orinan cuando reciben las visitas de familiares que de paso no son obligadas, todo lo decide el Monstruo.

El Monstruo tiene un Cómplice para ejecutar tales actos de violación de derechos fundamentales, el Fiscal 11 del Ministerio Público Carlos Enrrique Gutierrez Freites, socio de Hernandez Dala en el reciente caso de la Red de Extorsión de la Ex-FiScal Luisa Ortega Díaz. Gutierrez era el auxiliar de uno de los fiscales que se encuentra fugado de la falsa Justicia Venezolana, además este fiscal fue uno de los promotores de la carta de apoyo a la Ex-Fiscal, cuando era atacada por Maduro y sus ministros, lo que no se explica  como sigue en ese cargo?, imputando a quienes el Monstruo decida. Sabrá el actual y visceral Fiscal Tarek William Saab, que Gutierrez era uno de los que cobraba parte de los botines de su fiscal Lupera y Luís Sanchez. Era uno de los enlaces con el abogado hoy preso Parra Saluzzo en la Red de Extorsión de la ExFiscal.

Según fuentes del Ministerio Público Venezolano, Hernandez Dala asesoró la fuga de Luisa Ortega, por el Estado Sucre de Venezuela, también dicen, que el Fiscal actual es temporal, pues desde el Tribunal Supremo de Justicia al Mando de Mikel Moreno están preparando al sucesor.

Por lo pronto los privados de Libertad en la (DGCIM), no reciben las medicinas ni la atención medica adecuada en los tratamientos de las enfermedades que padecen. Lo que hace que desmejoren y en algunos casos estén en grave estado de Salud.

Armando Linares.-Redacción LCN.-