El banco suizo Credit Suisse ha prohibido a sus empleados que negocien o acepten como garantía determinados bonos vinculados al Gobierno venezolano o a la petrolera estatal PDVSA, debido a la “actual situación” de crisis, confirmó hoy a Efe un portavoz de la entidad financiera helvética.

Los títulos venezolanos con los que “está expresamente prohibido negociar o aceptar como garantía en cualquier transacción financiera” son los bonos emitidos por “cualquier entidad” venezolana después del 1 de junio de 2017, unos bonos al 6 % que salieron al mercado en 2014 por parte de PDVSA y que vencen en 2022, y un bono soberano al 6,5 % con madurez en 2036.

EFE.-