Un reciente informe denuncia los abusos en los calabozos de la policía de inteligencia de Venezuela, lo que permite apreciar el funcionamiento del abusivo aparato estatal del país.

La investigación del grupo venezolano Una Ventana a la Libertad (UVAL), una organización no gubernamental que defiende los derechos de los presos, permitió hallar evidencias de hacinamiento, tortura y detenciones ilegales en dos prisiones administradas por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

En la prisión El Helicoide de Caracas, donde la mayoría de los reclusos están detenidos por “razones políticas”, el hacinamiento es tan grave que los presos se ven obligados a tomar turnos para dormir. No están separados por edad, por la gravedad de sus crímenes o por la etapa de los procedimientos de investigación. Muchas celdas carecen de acceso a baños y a agua potable, lo que obliga a los reclusos a convivir con sus propios excrementos y proporciona un caldo de cultivo para diversas enfermedades.

Fuente: http://es.insightcrime.org/noticias-del-dia/informe-senala-abusos-cometidos-policia-inteligencia-venezuela