Los países de la Unión Europea (UE) acordaron una posición común sobre el nuevo marco legislativo comunitario para el control de las emisiones contaminantes de los vehículos que propuso la Comisión Europea tras el fraude de Volkswagen.

Por mayoría cualificada, los Estados miembros dieron luz verde al texto propuesto por Malta, que ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea, y que contempla, entre otros puntos, otorgar a la Comisión Europea (CE) poderes para sancionar directamente a los fabricantes que incumplan la normativa.

EFE.-