Foto/Cortesía.

Los altos cargos turcos cuyos mítines fueron cancelados en suelo germano pretendían hacer campaña por la reforma constitucional para dar el poder legislativo al presidente Recep Tayyip Erdogan.

«Esta manera de proceder contra nosotros es una forma de proceder fascista y daña los principios democráticos. Supone pisotear la Constitución alemana y la declaración de los Derechos Humanos, de la que Alemania es parte», afirmó el ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, durante una rueda de prensa en la ciudad de Yozgat.

Bozdag había anunciado su intervención en un acto que una asociación turca tenía previsto celebrar desde hace tiempo el pasado jueves en la ciudad alemana de Gaggenau, en el sur del país.

La participación del ministro, que no estaba prevista inicialmente, llevó a las autoridades locales a cancelar el acto a última hora, alegando que su presencia iba a provocar una afluencia de público mayor de la que el local podía acoger.

Leer más aquí: http://www.espectador.com/internacionales/348508/turquia-acusa-a-alemania-de-fascista