30 DE ENERO DEL 2007 DIA DEL PISCO SOUR. RESTAURANTE LA VISTA DEL HOTEL MARRIOT. EN IMAGEN, PLATOS HECHOS CON PISCO SOUR. FOTO: CONSUELO VARGAS/EL COMERCIO

Por Giselle Opalin (FMX)

LNC/ 28 ago 2016.- El Pisco peruano es un tipo de destilado de uva que se produce en Perú desde finales del siglo XVI. De intenso y original sabor es considerado un orgullo nacional de Perú. Te presentamos las botellas más exclusivas que no te puedes perder.

En un inicio la fermentación de la uva era exclusiva para el vino, pero poco a poco se utilizó para producir aguardiente. La historia se remonta muchos siglos atrás, con la prohibición del Rey de Castilla en el siglo XVI por lo que se dejó de producir el vino en Latinoamérica y entonces nació el Pisco, que se obtiene de la destilación de los caldos frescos de la fermentación del mosto de uva.

Para elaborar este destilado se empieza en marzo, cuando se recolectan cuidadosamente las uvas. Por cada siete kilos de uvas se produce un litro de la bebida nacional. El proceso inicia igual que la creación de vino, pero no puede estar más de mes y medio en este estado, por lo que en ese punto es que se destila. Hay 8 variedades de uva en Perú, siendo la quebranta la más utilizada para esta bebida.

Hay dos tipos de Pisco. El Puro se trata de aquel que se realiza con un solo tipo de uva, mientras que el Acholado es el que es blended, por lo que es una mezcla de uvas o de vinos.

El sommelier del Pisco Barsol nos comentó que debido a que tiene un fuerte grado alcohólico,  entre 38 y 48 grados de alcohol, se recomienda acompañarlo con un vaso con agua fría. No se suele poner hielo en el pisco porque éste cambia el sabor y le da toques metálicos y astringentes.

En cambio, el experto indica que la mejor forma de probarlo es dar un trago de agua fría primero para bajar la temperatura de la boca y después probar el pisco. El cambio de temperatura previo evita que el primer impacto que llegue a la boca sea el del alcohol y puedan percibirse mejor las notas ocultas en la bebida.

 

 

Extracto de Forbes Mexico

– Lee la nota completa : http://scl.io/lBpXchp4#gs.q1P3K14